En cada pieza hecha por Bell & Howellery se conjuga la confección artesanal, el diseño contemporáneo y “un algo más” intangible, auténtica magia de un material lleno de historias y de futuro.
Decimos: ¡Larga vida al celuloide!